martes, 14 de junio de 2011

Desatinos chorrillanos

El estropicio producido por el condecorado con la orden Gran Cruz “en mérito a su trabajo en el distrito y por el impulso a los programas sociales del Estado”



Con su anuencia se pretende imponer una escultura colosal como un ego hartamente conocido, pero es interesante observar como a una pequeña efigie se maltrata de forma vil.




Se trata nada menos que de un educador reconocido, humilde maestro de maestros, oculto por descomunales letreros de propaganda ególatra.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada